Galvalum®

Propiedades Mecánicas

El Galvalum® es una aleación con base Aluminio-Zinc de alta resistencia a factores ambientales externos. Su composición básica de 55-58% Aluminio, 40-43% Zinc y 1.3-1.6% Silicio la convierte en ideal para la producción de Galvalume® o Aluzinc, hoja de acero laminada altamente resistente a la corrosión gracias al revestimiento de su capa superiro con la aleación Al-Zn.

En Corporación FAEZA, S.A. de C.V. combinamos las características de anticorrosión y reflectividad al calor del Aluminio con la proteccióngalvánica o sacrificatoria del Zinc para producir Galvalum® de la más alta calidad.

Comparándolo con el Acero Galvanizado, el Galvalum® ha demostrado en diferentes y exhaustivas pruebas de laboratorio que su resistencia al calor y la corrosión son muy superiores; además se proyectó con base en cálculos de pérdida de peso, que el primer moho rojo, sobre el Galvalume®, aparecerá hasta después de los 50 años de uso. Su apariencia de color blanco-plata resulta muy atractiva para diseños arquitectónicos, específicamente en la instalación de techos estructurables que aún a los 315ºF no muestra ningún rastro de decoloración.

Propiedades Mecánicas

A continuación se muestran las propiedades mecánicas promedio del Galvalum®

Propiedades Mecánicas Valor
Fuerza de Tensión: 55-70 ksi (379-483 MPa)
Alargamiento Total: 18-36%
Dureza: 55-65 HRB

Composición Química

En la siguiente tabla se ilustran los elementos que conforman al Galvalum®, así como porcentajes.

Elemento % Min - %Max
Aluminio (Al) 55 - 58
Silicio (Si) 1.3 - 1.6
Cobre (Cu) 0.01 Máx
Plomo (Pb) 0.01 Máx.
Calcio (Ca) 0.02 Máx.
Titanio (Ti) 0.002 Máx.
Níquel (Ni) 0.03 Máx.
Zinc (Zn) 40- 43
Magnesio (Mg) 0.002 Máx.
Fierro (Fe) 0.02 Máx.
Estaño (Sn) 0.03 Máx.
Cromo (Cr) 0.03 Máx.
Manganeso (Mn) 0.03 Máx.

Usos y Aplicaciones

Los usos más comunes del Galvalum® son en cubiertas de techos, cortinas de lámina, canales, componentes automotrices, aparatos electrodomésticos, etc. En paneles estructurales y arquitectónicos es ideal gracias a que su reflexión al calor es dos veces superior al de la hoja de acero galvanizada, obteniendose así un ahorro de energía hasta de 850 watt/m2. Como producto final, los sistemas arquitectónicos de Galvalume están diseñados para instalarse sobre las cubiertas de metal o madera sujetada al sistema estructural de la azotea.